Pan de espelta con masa madre y aceitunas negras

Hacer pan en casa tiene muchas ventajas porque tú eliges los ingredientes, va a depender de ti la calidad del mismo, también su sabor. Frente a los panes de dudosa calidad que vemos en los supermercados, chinos y demás, elaborados con harinas refinadas, levaduras industriales, cargados de aditivos o vete tú a saber qué, desde hace tiempo hago mi propio pan en casa, con harinas ecológicas, masa madre o incluso con harina del súper, pero siempre sé lo que lleva el pan que como.
El pan casero que hago es más natural, tiene más nutrientes, dura mucho más, pero también os digo que el sabor es incomparable y sobre todo: es un verdadero placer hacer pan, verlo fermentar, como sube y como tu casa se impregna de un olor a pan que ya casi tenías olvidado.
Me gusta probar nuevos ingredientes en los diferentes panes que hago, la mayoría con bastante éxito y los he ido apuntando en una de mis innumerables libretas. Así que poco a poco iré compartiendo todas mis recetas para que probéis y ampliéis vuestro recetario de panes.
El pan de hoy es pan de espelta con masa madre y aceitunas negras. Es un pan  jugoso pero, con un sabor….

Ingredientes: 

  • 150 gr de harina de fuerza ecológica
  • 350 gr de harina integral de espelta ecológica
  • 180 gr de masa madre de harina integral de centeno ecológica
  • 1 cuchara de aceite de oliva virgen extra
  • 300 gr de agua
  • 100 gr de aceitunas negras

Preparación

Éste pan de espelta con masa madre y aceitunas negras es muy fácil de hacer pues tiene poco amasado. Cogemos un bol grande y echamos los ingredientes (sin la sal).

Empezamos a moverlos con una cuchara de madera. La masa nos parecerá muy pegajosa y desagradable de tocar, pero no hay que preocuparse, una vez que esté bien mezclada, la tapamos con un paño limpio y la dejamos reposar una hora.

Pasado este tiempo, la masa madre ya ha empezado a actuar y vemos que la masa ha cambiado. Espolvoreamos con harina una superficie lisa de la cocina: encimera o tabla grande de madera y procedemos al primer amasado, durante unos cinco u ocho minutos. Hacemos una breve pausa, echamos la sal y volvemos a amasar. Hacemos el preformado del pan, es decir, le damos la forma que hayamos elegido, lo ponemos en una bandeja o plato grande, lo cubrimos con un plástico y lo metemos en la nevera. Allí se quedará hasta el día siguiente, o al menos, unas dieciocho o veinte horas.

Pasado este tiempo, lo sacamos y con un cúter, le hacemos alguna escisión a lo largo de la corteza.

Precalentamos el horno a 230 grados, poniendo un recipiente con agua en el horno para que genere vapor. Cuando el horno esté caliente, bajamos la temperatura a 190  grados  y colocamos el pan sobre la bandeja del horno durante unos 45 minutos, esto dependerá de cada horno. Para comprobar si está ya bien cocido o no, puedes hacer lo mismo que hacemos con un bizcocho: meterle un palillo de madera, si sale limpio el pan ya está listo.

Sacamos el pan del horno y lo ponemos en una rejilla para que se enfríe.

Anuncios

Bizcocho de naranjas y agua de azahar

Qué ganas tenía de compartir esta receta de bizcocho de naranjas con agua de azahar. Las naranjas en repostería ofrecen un grato sabor y la posibilidad de poder disfrutar de los nutrientes que nos da la ralladura de su cáscara. Cuando hice esta receta estaba rodeada por miles de azahares que durante unas semanas de primavera adornan Sevilla, así que era fácil dejarme llevar por la tentación de poner unos cuantos de ellos en la foto. El agua de azahar que he usado en esta receta no es otro que el que vende en cualquier supermercado, el que se suele usar para hacer el roscón de reyes. No me enrollo más, espero que disfrutéis de este delicioso bizcocho de naranjas y agua de azahar que es una verdadera delicia para los sentidos.

 

Ingredientes:

  • 3 huevos grandes o 4 medianos
  • 180 gr de azúcar
  • 120 ml de aceite suave
  • 125 ml de yogurt
  • 250 gr de harina
  • Un sobre de levadura
  • Canela molida
  • Una cucharada de agua de azahar
  • 80 ml de zumo de naranja
  • Una naranja rallada
  •  Una pizca de sal

 

 

Preparación

En primer lugar separamos las claras de las yemas de los huevos y las montamos a punto de nieve con una pizca de sal. Cuando estén firmes se le añade poco a poco el azúcar y después las yemas. A continuación vamos añadiendo el resto de ingredientes: aceite, yogur, la naranja rallada, la canela, el agua de azahar y la harina que habremos mezclado con la levadura. El zumo de naranja se lo echamos al final. Todo esto hay que hacerlo con mucha suavidad para que no se baje demasiado la masa.

Precalentamos el horno a 180 grados. Engrasamos un molde y lo espolvoreamos con un poco de harina. Vertemos la masa y lo metemos en el horno, a media altura con fuego por ambas partes.

En mi caso, con cuarenta minutos, el bizcocho estaba ya bien cocido. El tiempo depende de cada horno. Para comprobar la cocción introduce un pequeño palillo de cocina y si éste sale limpio es que ya puede sacarse. Recuerda que nunca debes abrir el horno hasta que el bizcocho no suba. Cuando lo saques del horno, déjalo al menos diez minutos antes de desmoldarlo, puede romperse. Una vez pasado ese  tiempo, se desmolda y se pone en una rejilla para que se enfríe.

Os aseguro que este bizcocho de naranjas y agua de azahar es una verdadera delicia.

 

 

 

Espaguetis con langostinos

 

 

 

¡Qué nos gusta la pasta! Sí, y la de  comer también, jeje. Vamos a preparar un plato muy rápido, sabroso y nutritivo, espaguetis con langostinos. Una verdadera delicia.

Ingredientes:

  • 400 gr de espaguetis
  • 250 gr de langostinos pelados
  • Un cebollita fresca
  • Un pimiento verde pequeño
  • Un pimiento rojo pequeño
  • Un diente de ajo
  • Un tomate pequeño o dos cucharadas de tomate concentrado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimentón
  • Un poco de ron añejo
  • Sal y pimienta
  • Albahaca

 

Preparación

Cocemos los espaguetis siguiendo las instrucciones que nos indica el envase. Mientras se cuecen, ponemos en una sartén la cebollita fresca, el ajo y los pimientos picados. Cuando esté todo bien pochado, echamos un poco de pimentón y el tomate rallado. Dejamos que se haga el tomate, incorporamos los langostinos pelados, sazonamos y lo salteamos vertiéndole un poco de ron.

Una vez cocida la pasta, la escurrimos y colocamos en un fuente; le vertemos la salsa de langostinos y espolvoreamos un poco de perejil picado o albahaca fresca y a disfrutar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Crema de coliflores

Hoy os traigo una deliciosa crema de coliflores. En casa siempre hemos comido las coliflores aliñadas o en tortilla, mi madre la hacía buenísima con un poco de cebolla. Pero un día probé la coliflor en crema y la verdad es que me encantó. Espero que os guste esta deliciosa crema de coliflores.
Ingredientes:
  • Una coliflor mediana
  • Un puerro
  • Una cebollita fresca pequeña
  • Un diente de ajo
  • Un poco de jengibre
  • Sal, pimienta 
  • Un poco de nata líquida o leche 
  • Aceite de oliva Virgen Extra 

Preparación:
La preparación no difiere mucho del resto de crema de verduras. Pochamos el puerro, la cebolla y el ajo un poco, le añadimos la coliflor troceada, salpimentamos espolvoreando también un poco de jengibre, rehogamos bien y cubrimos de agua. Dejamos hervir a fuego lento hasta que la coliflor esté tierna. Añadimos un chorrito de nata líquida o leche y batimos bien. 
Servimos con un poco de jamón cortado y un chorro de aceite de oliva virgen extra 

Bizcocho de mango con harina de espelta

Este bizcocho de mango con harina de espelta es uno de mis bizcochos favoritos. La harina de espelta tiene un valor nutricional superior al trigo: mayor número de proteínas, vitaminas, minerales y es, además, más digestiva, pero sobretodo, me resulta mucho más sabrosa que la de trigo.
El mango no solo aporta el sabor y nutrientes de esta fruta, sino que contribuye a que la miga sea más jugosa y, por tanto, un placer degustarlo. El bizcocho de mango con harina de espelta lo he elaborado tomando el vasito de un yogurt como medida, así que es muy fácil de hacer. Cuando lo pruebes, repetirás.

Ingredientes:
  • Cuatro huevos
  • Un yogurt natural
  • Aceite de oliva virgen extra (un vasito de yogurt)
  • Azúcar moreno (dos vasitos de yogurt) o miel (un vasito de yogurt)
  • Harina de fuerza (un vasito de yogurt)
  • Harina de espelta (dos vasitos de yogurt)
  • Un sobre de levadura química
  • Una cucharadita de vainilla caramelizada
  • Un limón rallado
  • 50 gr de coco rallado
  • Un mango cortado a trocitos

Elaboración:
Separamos las claras de los huevos y montamos las claras a punto de nieve, a continuación vamos echando poco a poco el resto de ingredientes cuidando que no se nos baje mucho la masa. Añadimos las yemas, el yogurt, azúcar, limón rallado, vainilla, coco y el mango; por último los dos tipos de harinas que habremos mezclado antes con la levadura.
Engrasamos el molde del bizcocho, lo espolvoreamos de harina, vertemos la mezcla y lo introducimos en el horno precalentado, a 180 grados. En unos 40 minutos, aproximadamente estará listo nuestro bizcocho de mango con harina de espelta. Os va a encantar, es una verdadera delicia.

Bacalao con tomate

Foto 7-2-18 17 11 13
Aunque el bacalao con tomate se come durante todo el año, es en tiempo de Cuaresma y Semana Santa cuando más se consume en muchos hogares, sobre todo del sur de España. He puesto aquí la receta tal y como mi madre la ha hecho siempre, que es como a mí más me gusta. Se puede acompañar con unas patatas fritas pero creo que es mejor mojar la salsa de tomate con un buen pan. Espero que os guste, para mí es una verdadera delicia.


Ingredientes:
  • Un kilo y medio de tomates o una lata de tomate trituraro de un kilo
  • Una cebolla fresca grande
  • Medio pimiento rojo (grande)
  • Un par de pimientos verdes
  • Dos dientes de ajo
  • Medio kilo de Bacalao desalado
  • Perejil
  • Pimentón
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Un poco de harina de trigo para rebosar el bacalao.

 

Preparación:
En primer lugar, cogemos el bacalao, lo rebosamos en harina y lo freímos en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra. Este aceite lo vamos a utilizar después para hacer el tomate. Lo freímos someramente, solo hay que “marcarlo”, lo colocamos en un plato para que mientras que hacemos el tomate suelte algo de su jugo.
Lavamos, pelamos y cortamos los pimientos, la cebolla y los ajos; hacemos un sofrito con el aceite que hemos utilizado para el bacalao.

 

Echamos el pimentón y añadimos los tomates triturados o en la lata, la sal y el perejil.

 

Dejamos que el tomate se haga a fuego lento, para ello tapamos la olla y ponemos el fuego al mínimo, el tiempo de cocción dependerá de esto. En mi caso ha estado unos cuarenta minutos. A continuación colocamos encima los trozos de bacalao con cuidado y vertemos el jugo que ha soltado en el plato.
Foto 7-2-18 13 23 52
Seguimos unos minutos con muy poco fuego y con la olla tapada, para que el tomate se impregne del bacalao. No le he puesto azúcar al tomate para quitarle la acidez, puesto que el pimiento rojo, al ser un poco dulce ya hace esa labor. Mi madre siempre echaba un poco de cebolla cruda al final de la cocción del tomate para combatir ese sabor ácido. Espero que disfrutéis de esta receta, a mi me encanta.
img_9753-1

 

Huevos rellenos de aguacate y surimi

La receta de hoy no puede ser más sencilla, sabrosa y fácil de hacer. Los huevos rellenos sigue siendo una opción saludable si los huevos son buenos y el relleno es el adecuado. Mi madre lo hacía con atún, tomate frito y foie-gras, pero yo ahora los hago con aguacate y me encantan. Es de los platos más rápidos que conozco, mientras cocemos los huevos, cortamos el resto de ingredientes, hacemos la mahonesa y ya está. Éstos están rellenos de surimi, qué duda cabe que si se le pone salmón ahumado o langostinos estará mucho mejor pero te presento la forma más económica de hacer un plato rico y muy saludable.
Ingredientes:
  • 4 huevos
  • Un aguacate
  • 100 gr de surimi
  • Media cebollita
  • Un poco de cilantro
  • Sal
  • Mahonesa

 

Preparación:
 
Cocer los huevos en agua hirviendo durante diez minutos. Una vez cocidos, pelarlos y partirlos por la mitad. Esperar que se enfríen.
Hacer la mahonesa de la manera habitual. Picar la cebolla, el aguacate y el cilantro. Mezclarlo con el surimi y algunas yemas de los huevos ya cocidos.
Rellenar los huevos y cubrirlos de mahonesa.

 

 

 

Risotto de salmón y gambones



Hoy vamos a preparar un delicioso risotto con salmón y gambones. Por supuesto que los gambones pueden sustituirse por langostinos o gambas, claro. Es muy fácil de preparar y es realmente sabroso.  

Ingredientes:
  • 350 gr de salmón fresco
  • 200 gr de gambones 
  • Una cebolla fresca grande
  • Dos dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Un vasito de vino blanco
  • 300 gr de arroz bomba
  • sal y pimienta
  • Un poco de nata
  • Queso tipo parmesano



Para el caldo de pescado:

  • La cabeza del salmón y espinas
  • Las cabezas de los gambones
  • Una cebolla pequeña
  • Un puerro
  • Perejil
  • Dos zanahorias
  • Un chorrito de aceite de oliva virgen extra

Preparación:
              
En primer lugar hacemos el caldo de pescado, ponemos en una olla las verduras lavadas y peladas junto con las cabezas del pescado y del marisco. Dejamos que hierva unos veinte minutos. Colamos y reservamos.


Cubrimos el suelo de una olla o cacerola con aceite de oliva virgen extra y pochamos la cebolla fresca, a continuación le añadimos el ajo picado y la sal, rehogamos bien. Echamos el arroz y ya no dejamos de removerlo. Vertemos el vasito de vino blanco y cuando se evapore, echamos el primer cazo de caldo de pescado. Sin dejar de remover el arroz, vamos añadiendo el caldo poco a poco, con fuego medio.

A los quince minutos echamos el salmón y los gambones, removemos y echamos el último cazo de caldo para que se cueza el pescado. 

Echamos un poco de nata líquida y al servir, espolvoreamos un poco de queso tipo parmesano. 

Bizcocho de persimon y kéfir

Hoy os traigo un bizcocho muy otoñal, cargadito de beneficios para nuestra salud con persimon y kéfir.  Desde hace tiempo tengo en casa nódulos de kéfir a los que alimento con leche y me dan un delicioso aporte de flora bacteriana entre otras muchas propiedades. Si no tienes (o no quieres utilizar) kéfir puedes sustituirlo por un yogurt natural, te saldrá igual de bueno. En cuanto al persimon debo de deciros que le da al bizcocho una jugosidad exquisita. Lo he endulzado con miel, está elaborado con harina integral y con harina de fuerza ecológica, merece la pena por su sabor y sus nutrientes. Si prefieres utilizar azúcar y harina de repostería puedes hacerlo pero así es mucho más saludable y delicioso, podrás comerlo sin remordimientos. 
Los nódulos de kéfir
Ingredientes:

  • 125 ml. de kéfir (o un yogurt natural)
  • 3 huevos grandes o 4 pequeños
  • 100 ml. de miel
  • 125 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • Ralladura de un limón
  • Un persimon rallado o troceado
  • 125 gr de harina de fuerza
  • 125 gr de harina integral de trigo
  • Un sobre de levadura
  • Unas gotas de esencia de vainilla
  • Canela molida

Persimon rallado 
Elaboración:

Montamos las claras a punto de nieve, cuando están bien tersas vamos añadiendo poco a poco el resto de ingredientes con mucho cuidado para que no se baje la masa: las yemas, la miel, el aceite, la ralladura de limón, etc. Lo último que le incorporamos es la harina con la levadura. Engrasamos un molde y lo espolvoreamos con harina. Lo introducimos en el horno precalentado a 180 grados durante 35 a 40 minutos.
Lo desmoldamos en frío y ya podemos comerlo o cubrirlo con un poco de chocolate y de rodajas de persimon confitadas (hervidas con agua y miel).

Confitando el persimon con agua y miel